Muchos asociarán este título a la famosa película ‘Money Ball’ protagonizada por Brad Pitt en la que personifica Billy Beane, Gerente General (hoy en día presidente de operaciones) de los Atléticos de Oakland, quien con ayuda de Peter Brant (un joven recién egresado la universidad de Yale) aplican una formula llamada el “Juego de la fortuna”, la cual consiste en armar un equipo con buenos jugadores pero poco conocidos y a bajos costos.

Lo cierto es que, como todos saben, ese film es basado en la vida real y aquella fórmula que los hizo ganadores y famosos a principios del año 2000, todavía la siguen aplicando debido a los buenos resultados que ha dado, mismos que los han llevado frecuentemente a la postemporada del béisbol de las Grandes Ligas, sin embargo todavía no logran el objetivo principal que es ganar la Serie Mundial.

Lo cierto es que tras finalizar el periodo de canjes la tarde del pasado miércoles, Oakland volvió a ser uno de los equipos protagonistas, debido a sus acertados movimientos que seguramente los llevará a conseguir su acostumbrado lugar en los playoff.

El conjunto californiano que hasta la fecha tiene récord de 62-48, se encuentra a 8 juegos del primer lugar de la división Oeste de la Liga Americana, a pesar de ello, son dueños momentáneos de uno de los comodines que les asegura el continuar jugando en octubre, por ello, no sorprendió del todo que la organización reforzara el pitcheo antes de la fecha límite para cambios.

El conjunto de los elefantes, logró hacerse con los servicios de los derechos Tanner Roark y Jake Diekman en el último día de cambios, y previamente, el 14 de julio, logró conseguir al también lanzador Homer Bailey de Kansas City, reforzando así una rotación que ya venía haciendo un buen trabajo de la mano del veterano Mike Fiers, Brett Anderson y C. Bassitt.

Con estos refuerzos, el equipo tendría sus cinco abridores, para armar una buena y experimentada rotación (Fiers, Anderson,Bassitt, Bailey y Roark), mientras que Diekman se sumaría a un bullpen, que ya cuenta con R. Buchter, L. Hendricks, Y. Petit, J. Soria, B. Treinen, L. Trivino, W. Wang y D. Mengden quien también podría ser abridor de ser necesario.

Dicho esto, queda más que comprobado que los movimientos en el mercado, además de inteligentes y económicos, fueron totalmente acertados.

¿Y la ofensiva no se refuerza?

Viendo los resultados obtenidos hasta ahora, los Atléticos no le dieron mucha importancia a reforzar su alineación, y es que como dicen los expertos: “El béisbol se gana con buen pitcheo”, no es descabellado asumir que los directivos de esta organización piensan igual.

El equipo de Oakland, ha demostrado total confianza en el cuerpo ofensivo que tienen, a pesar de que ninguno de sus bateadores supera los .280 de average, de hecho solo tres de ellos (Semien, Chapman y Olson) superan los .250.

Sin embargo, todos sus toleteros tienen algo en común (y si ustedes han visto la película ‘Money Ball’ sabrán que es el objetivo principal del equipo), “todos llegan a la base”, y es que ocho de los nueve habituales del ‘line up’ han conseguido más de 50 boletos esta campaña, y mucho de esos boletos se han transformados en las carreras que les han conseguido las hasta hoy 61 victorias de esta zafra.

Además de ello, hay que destacar que sin ser elegidos por su poder, seis de esos peloteros regulares, han superado la barrera de los 15 jonrones.

Esto, sumado a lo dicho anteriormente, los hace lucir con un equipo bastante equilibrado que tiene claras posibilidades de avanzar a la postemporada, donde siguen teniendo una deuda pendiente, de la cual también se habla al principio y al final del mencionado film, “ganar el último juego de la temporada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here