Sin duda alguna el hit es el batazo más común en el beisbol, ya que se trata de una conexión efectuada por el bateador que coloca la pelota dentro del terreno de juego, permitiéndole alcanzar al menos una base, sin que se produzca un error de defensa del equipo contrario.

En la historia de las Grandes Ligas encontramos grandes hiteadores, pero ninguno como Pete Rose.

Entre los jugadores de origen latino sólo seis han alcanzado los 3.000 hits: el panameño Rod Carew (3.053), el cubano Rafael Palmeiro (3.020), el puertorriqueño Roberto Clemente (3.000) y los dominicanos Adrian Beltré, Álex Rodríguez y Albert Pujols. Entre los venezolanos Omar Vizquel (2.858), quien sin duda alguna ya tiene asegurado la discusión por un lugar en Cooperstown.

Finalmente, tenemos al colombiano Edgar Rentería, quien aparece en el selecto grupo con 2.327 hits, mientras que Keith Hernández, jugador estadounidense con herencia etnica española, figura con 2.182. El mexicano con más imparables es Vinny Castilla (1.884) y el nicaragüense Marvin Benard (714).

1) Pete Rose 4.256


El jugador de los Rojos de Cincinnati posee el récord de más hits en la historia de las Grandes Ligas con 4256. Su temporada más prolífica en cuanto a hits fue en 1973 cuando consiguió 230 inatrapables.

2) Ty Cobb 4.189

Ty Cobb fue un jugador que despuntó a principios del siglo pasado y jugó practicamente toda su carrera con los Tigres de Detroit. 248 inatrapables fue la mayor cantidad conectada por Cobb en la campaña 1911.

3) Hank Aaron 3.771


«El Martillo» como fue conocido el pelotero estadounidense destacó en Grandes Ligas por su poder, sus 755 cuadrangulares fueron la mayor cantidad en la historia por varios años. Pero su cifra de imparables también destacó y en la zafra de 1959 finalizó con 223.

4) Stan Musial 3.630


Musial disputó 22 campañas con los Cardenales de San Luis destacando siempre por su tórrido bateo y su gran capacidad ofensiva. En la temporada de 1948 totalizó 230 hits.

5) Tris Speaker 3.514


El centerfield terminó con esta alta cantidad de imparables tras jugar 22 campañas en Cleveland, Boston, Washington y Filadelfia. En 1912 terminó con 222 imparables su máximo en su carrera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here