Los hits, carreras, jonrones y quizás los poches, son los ingredientes más atractivos del béisbol, sin embargo existe un acto poco usado en la actualidad que rinde muchos resultados y hasta gana partidos, cuando se ejecuta a la perfección, nos referimos a las bases robadas.

Quizás ahora no se vea con mucha frecuencia, sin embargo, en esas pocas ocasiones que se practica, termina siendo un total espectáculo, bien sea para el corredor que lo logra, o para el cátcher que alcanza a poner ‘out’ al jugador que lo intenta.

Por ello, a continuación les presentamos una lista de los cinco mejores ‘robadores de bases’ en la historia del béisbol de las Grandes Ligas, una lista de un departamento tan determinante que los cinco peloteros líderes de por vida tienen un puesto en el Salón de la Fama.

  1. Rickey Henderson

La imagen de Henderson levantando la segunda base que acababa de robarse para convertirse en el nuevo rey de las estafadas con 939, es una de las más icónicas del béisbol. Ese día, el 1 de mayo de 1991, el jardinero pasó a ser una leyenda. Se retiró en 2003 después de 25 temporadas y con 1.406 bases robadas, una  cifra que parece inalcanzable, mucho más en estos tiempos en los que no se aplica mucho este recurso.

  1. Lou Brock

La velocidad fue la marca de fábrica para Lou Brock, un jardinero izquierdo que exhibió su talento durante 19 temporadas en Las Mayores, donde estafó un total de 938 bases. En su extensa carrera, vistió los uniformes de los Cachorros de Chicago y los Cardenales de San Luis  entre 1961 y 1979. En 1974 consiguió su mejor temporada en este departamento con 118 estafas, un record hasta que llegó el ya mencionado Rickey Henderson.

  1. Billy Hamilton

El tercero en esta lista es Billy Hamilton (nada tiene que ver con el actual jardinero y también excelente robador de bases de los Reales de Kansas City) quien fue el precursor de todo esto. Nació en Newark en 1866 y jugó entre 1888 y 1901 con los Vaqueros de Kansas City, Filis de Filadelfia y los Beaneaters de Boston.

En 14 temporadas, Hamilton, que era jardinero y bateaba y lanzaba a la derecha, se robó 914 bases. Dos veces se estafó 111, su cantidad tope por temporada. Imaginen lo que habría logrado si hubiera disputado al menos 19 campañas como Lou Brock.

  1. Ty Cobb

Otra leyenda del béisbol en general y que se abrió un espacio entre los líderes en bases robadas, es Ty Cobb, quien fue considerado el mejor pelotero de su época y recordado por jugar agresivo y ser un bate temible en el circuito. También lo era corriendo las bases.

En total alcanzó 897 almohadillas robadas en su carrera de 24 temporadas en la Gran Carpa, entre 1905 y 1928. Fue un icono de los Tigres de Detroit y se despidió con los Atléticos de Filadelfia, siempre haciendo vida en la Liga Americana.

  1. Tim Raines

Getty Images

El que complete el ‘Top-5’ de los mejores robadores de bases, en Tim Raines, un bateador de fuerza con gran velocidad en las almohadillas, una virtud que le permitió destacarse con los seis equipos con los que jugó en el circuito. Raines, fue un jardinero izquierdo, que compartió generación con Henderson y se mantuvo en las Grandes Ligas entre 1979 y 2003. Finalizó su carrera con un máximo de 808 bases estafadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here