Con la reciente serie que disputaron los Rojos de Cincinnati y los Cardenales de San Luis en el estadio conocido como El Palacio del Sultán en Monterrey, México y los antecedentes que ha tenido el mejor béisbol del mundo en su visita a otros países, no es un secreto para nadie que Major League Baseball tiene como uno de sus objetivos principales la expansión de su deporte-espectáculo para otras naciones y continentes.

Una expansión significaría para MLB más ingresos económicos a su haber y un nuevo mercado a explorar. Desde el punto de vista deportivo, Latinoamérica cuenta con la posibilidad de llenar un staff de peloteros, managers, coach, bat boys, entre otros, con calidad de súper estrellas.

La calidad del roster para un posible equipo en Latinoamérica no es un tema de preocupación, pero sí lo es el mantenimiento económico, la infraestructura, la sede, el país y las políticas públicas para lograr planificar temporada tras temporada el éxito. No sólo la supervivencia, sino la rentabilidad y autosuficiencia de una franquicia.

MLB ha realizado juegos de exhibición en Panamá, Puerto Rico, México y Venezuela, hace ya muchos años, pero realmente cuando se piensa en otra plaza para el mejor béisbol del mundo fuera del territorio estadounidense y canadiense, México es quien cuenta con las mayores probabilidades y el beneplácito de algunos Gerentes Generales y otros magnates dispuestos a invertir en la gesta.

Las ciudades que más han sonado para tener una franquicia en la gran carpa son Guadalajara, Jalisco; Monterrey y la Ciudad de México.

Vale destacar que para la escogencia de estas ciudades, se han analizado los estadios de los equipos que hacen vida allí durante la Liga Mexicana de Béisbol y la Liga Mexicana del Pacífico, cantidad de aficionados dispuestos a asistir a los partidos, seguridad, infraestructura de la ciudad, cercanía con las demás sedes de las franquicias, condiciones óptimas para el juego, entre otros.

El dinero no lo es todo, pero…

Una frase común y hasta “cliché” por estos días. Pero tal cual, el dinero no lo es todo, pero sí que garantiza o evita que Latinoamérica tenga al menos una franquicia.

Resolvamos estas incógnitas:

  • ¿Qué empresario o cuantos empresarios podrían mantener una nómina semestral de al menos 150 millones de dólares?
  • ¿Cuáles empresas servirían de anunciantes para los equipos? ¿Estarían dispuestos a ajustarse a los precios del mercado estadounidense para los costos de publicidad?
  • ¿Los gobiernos regionales se mantendrían al margen con los intereses de los equipos? Recordemos que esta es una práctica recurrente del deporte profesional en Latinoamérica.
  • Con sus sueldos promedios, ¿un ciudadano común podría regularmente asistir a los estadios?
  • ¿Ofrece la seguridad suficiente para toda una temporada una plaza en Latinoamérica?

Nada más estas son cinco incógnitas de centenares que pueden surgir al momento de analizar si Latinoamérica está o no en condiciones de albergar una plaza fija para un equipo de Las Mayores.

Por esa razón, no hay que llevarse por la pasión y ser conscientes que la región aún no se encuentra en condiciones de tener una plaza fija. La idea es que las franquicias perduren en los años y creen afinidad con los fanáticos del béisbol, de lo contrario serían fantasmas que crearán manchas en los libros de historia en la pelota por sólo aparecer y desaparecer debido al capricho de unos pocos que se dejaron llevar por la euforia y no por la racionalidad.

¿Qué le conviene a Latinoamérica?

En consonancia con las políticas de MLB de la expansión del deporte-espectáculo a otros espectros, conviene más crear atractivos para los equipos y que sean tomadas en cuenta sedes para series relámpago, tal cual como lo han hecho hasta los momentos, y así dejar ganancias económicas a la ciudad y la alegría en los fanáticos porque tendrán la oportunidad de ver un partido de Las Mayores en su tierra., conociendo de cerca a sus ídolos.

Ya llegará el momento en el que el sueño de muchos de haga realidad, pero por los momentos Latinoamérica no está en condiciones de tener una franquicia de MLB con plaza fija en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here